* Exposición ECOCÉNTRICAS - Bene Bergado / Donna Conlon / Maider López *

ECOCÉNTRICAS, el nuevo proyecto de la galería Espacio Mínimo, presenta trabajos recientes de tres artistas, Bene Bergado, Donna Conlon y Maider López que, cada una desde un enfoque personal, han incluido la Ecología como uno de los ejes centrales de su práctica artística.
*
 SQM es el título de la obra de Bene Bergado, una cama-jaula suspendida de la pared como los catres antiguos de las cárceles, con un suelo interno de parque asemejando un lugar, una estancia. La cama como lugar de descanso, de ensoñación, de deseo, pero también de enfermedad, y de pesadilla que contiene en su interior reproducciones en bronce de envases de productos prohibidos para quienes tienen el síndrome de sensibilidad química múltiple en este caso mujeres, que han proporcionado a la artista envases e información para su reproducción en bronce. Sobre este proyecto escribe la artista:
Mi interés por las transformaciones en la vida y medioambiente que generan los sistemas de producción de materiales y productos de consumo diario y uso doméstico está presente en mis piezas desde los años 90. Este es el primer proyecto en el que recojo el trabajo de campo que llevo realizando sobre las implicaciones subjetivas y culturales que se plantean ante la enfermedad ambiental reconocida como “sensibilidad química múltiple”, y las personas afectadas por ella, en su mayoría mujeres, en tanto sensores de un entorno enfermo cuyo organismo alarma de una situación irreversible de toxicidad mundial, consecuencia del éxito de la llamada “sociedad del bienestar”, y causa de su descomposición.
*
El vídeo From the Ashes (De las cenizas) y la instalación de dibujos Sunspots (Manchas solares) son los dos trabajos que Donna Conlon muestra en esta exposición. Sobre Sunspots (Manchas solares) escribe:
El día antes de que comenzara la cuarentena en Panamá, vi un punto de luz que bailaba y mutaba sobre el tronco de un árbol en el bosque. Hipnotizada, decidí llamarlo mancha solar. Aunque sé que este término se refiere realmente a manchas oscuras en la superficie del sol. Al día siguiente, ya dentro de mi casa, empecé a buscar imágenes en internet de manchas solares - derrames entintados con radiaciones arremolinadas hacia afuera-. Son oscuras, frías y magnéticas y su actividad se siente en la Tierra. Es imposible acercarse a la superficie del sol por lo que las imágenes son siempre vagas y borrosas. Quedé atrapada en esas imágenes misteriosas y dramáticas - justo cuando se impedía mi acceso al sol- y empecé a dibujarlas. Al hacerlo, tratando de dar forma y definición a lo imperceptible, vi la oscuridad como enfermedad y las radiaciones como contagio o conectividad. Sus formas también hacen eco de la de nuestra galaxia entera, evocan una capacidad ilimitada de establecer conexiones y hacen pensar en los infinitos tipos posibles de crecimientos de los seres orgánicos. ¿Son símbolos de fatalidad o de oportunidad? Esta metáfora -contradictoria e incierta- me resulta a la vez aterradora y reconfortante, lo mismo que dibujarla.
Generalmente, es en mis entornos inmediatos donde busco metáforas -del comportamiento humano y de las interacciones que mantenemos con nuestro mundo natural, físico y cultural- para hacer videos, dibujos, u otras obras en un proceso experiencial basado en cosas que puedo tocar y ver con claridad. Pero a medida que las paredes se han cerrado, he mirado al mundo físico que existe más allá de mi alcance, a temperaturas imposibles de tocar. Durante estos tiempos de contemplación, aislamiento y añoranza, se ha vuelto vital para mi entrar en una exploración más reflexiva de lo desconocido e indiscernible del mundo que habitamos.
 La experiencia científica de Conlon se muestra en sus trabajos en una gran variedad de medios artísticos. Busca en su entorno artículos inútiles, sin valor, que luego utiliza para representar sutilmente un retrato de una cultura de consumo cuyos impactos ecológicos están ocultos a nuestra vista, solo visibles si observamos el mundo con más astucia. Conlon aspira a estimular un despertar, una iluminación colectiva, en cuanto al estado precario de nuestra especie humana. Su práctica une biología y arte, arqueología y antropología.
 El vídeo From the Ashes (De las cenizas) comienza con una imagen abstracta, que se revela como un pequeño pájaro, aparentemente muerto o moribundo, sostenido en una mano. El diminuto colibrí cobra vida de repente y se eleva a un vuelo liberado, como el Fénix de la mitología griega, que renació de sus propias cenizas, o los colibríes de las sociedades aztecas, que se creía que eran guerreros resucitados.
Mientras enfrentamos colectivamente una crisis ambiental mortal, este video cuestiona nuestras relaciones con el mundo natural y presenta una imagen de la esencia de la naturaleza: fuerte, tenaz y perseverante, a pesar de la humanidad.
*
BASOA, el trabajo de Maider López que presentamos consta de un vídeo y de una serie de fotografías que documentan el proceso de grabación desde otro punto de vista, para descubrir lo que queda oculto en el vídeo. La artista explica:
Plano fijo de un bosque, árboles a diferentes profundidades muestra una naturaleza bucólica en la que no pasa nada, sólo los árboles, la lluvia y la niebla. En un momento dado, parece haber un movimiento que no es fácil de reconocer. Uno de los árboles se mueve lentamente, casi imperceptiblemente. Un árbol se va desplazando hasta salir del plano. Desde otro punto de vista, veríamos a una persona caminando y transportando un tronco. 
Basoa significa Bosque en euskera. El proyecto pone en cuestión los límites del paisaje y de la realidad; al mismo tiempo que visibiliza la constante transformación de la naturaleza; la naturaleza está en constante movimiento a ritmo muy lento, imperceptible al ojo humano.